La guía del jamón

Jamón pata negra
Cerdos pastando
Al pensar en la gastronomía española a muchos nos viene a la cabeza un producto nacido de la crianza y curación del cerdo: el jamón serrano. Hay muchos tipos de jamón serrano -ibérico, pata negra, jamón de cerdo blanco, etc.-. Nuestra intención es analizar los principales ejes de toda la cultura gastronómica creada a partir del jamón serrano:

En un primer bloque abordaremos la historia del producto, sus características nutritivas y dos fases clave en su elaboración: la cría del cerdo y la curación del jamón. Finalizaremos con un repaso a los principales productores del jamón ibérico.

Después, posaremos nuestra mirada en las diferentes clasificaciones que marcan el tipo de jamón -Guijuelo, Pata negra, Ibérico, etc.- y estudiaremos las diferentes denominaciones de origen (D.O.). En plano más concreto, nos fijaremos en los pasos a seguir para cortar el jamón, en el afilado del cuchillo, en las formas de catarlo antes de la compra y en sus procedimientos de conservación.

Ya en el papel de consumidor, trataremos los principales compañeros del jamón en la mesa: el queso, el vino y el aceite de oliva. También conoceremos los principales premios que marcan la trayectoria vital del producto y a un primo lejano: el jamón de York.

Por último, hablaremos de los productores extranjeros -Italia, Portugal, etc- así como de los principales puntos de consumición y modos de venta.

Con todo lo leído podremos valorar mejor los entresijos de las 21 recetas con el jamón serrano como ingrediente principal que compartiremos con vosotros.

¡Qué aproveche!